RESUMEN

La ciudad de Santiago de Compostela tiene sus orígenes en su fundación romana en el siglo I como enclave fuerte, su nombre de origen celta la delata: Assegonion o Asseconia (*Ad-sego- 'La muy fuerte'). 
Las excavaciones arqueológicas que han tenido lugar en la Catedral de Compostela y su entorno, presentan un núcleo de población inicial definido como una "mansio viaria" en la vía romana XIX. 

La investigación presentada, en forma de sinopsis, establece con una metodología denominada “ARQUEOGRAFIA URBANA”, y desde la base del método deductivo aplicado a la geometría, una hipótesis sobre la forma y orientación del enclave romano, su dimensión sobre el territorio, la configuración de sus calles, y de su muralla sobre la cartografía histórica de la ciudad de Compostela.


https://sociedadeantropoloxicagalega.wordpress.com/



ALCANCE DEL ESTUDIO
Como resultados más destacados de la aplicación de la metodología de la “Arqueografía Urbana” en el caso concreto del enclave de Compostela se presentan los siguientes:
-Existió un proyecto para el enclave. La hipótesis gráfica permite interpretar, entre otras cuestiones, el por qué de la forma de la ciudad y sus límites.

-Determinada la hipótesis de la forma del enclave y de su escala sobre el territorio se procedió al estudio arqueográfico de áreas individualizadas. A través de este proceso se analizaron tejidos en los que fosilizaron evidencias urbanas y arquitectónicas. Este análisis en áreas acotadas permitió comprobar diferentes estructuras que se relacionan con la trama urbana antigua y con la posterior de origen medieval. (Monte del Viso, Plaza de la Quintana, Torre del Tesoro, Rúa do Vilar etc.)

-Por último el estudio resuelve el trazado geométrico que soportó el proyecto de la muralla realizada en la urbe bajo imperial entre los siglos III-IV d.C., descifrando su implantación sobre la ciudad antigua.
PLANO ARQUEOGRÁFICO DE ASSECONIA SOBRE COMPOSTELA


© Carlos Sánchez-Montaña. 2016